Tres plantas que no sabías que eran comestibles y que crecen en nuestro jardín

 Siempre crecen muchas hierbas que las consideramos plagas o indeseables, en este caso te comentaremos sobre plantas que no sabías que se podían consumir o tratar diferentes síntomas.

Te preguntaras en que aportaran las plantas que solemos encontrarnos en nuestras casas o jardines, algunos de los beneficios que poseen estas plantas es que pueden tratar,  la acidez, el reflujo estomacal transito lento y muchos malestares como así también aportar nutrientes a nuestra dieta.

¿Qué pasaría si un día querés hacer una ensalada y no hay nada en tu heladera?

Diente de león:

Una de las plantas que  se encuentra en nuestro patio son las “Taraxacum officinale”  o como la conocemos habitualmente “diente de león”, también conocida como achicoria amarga, es una especie de la familia  asteráceas considerada generalmente como una mala hierba. Sus hojas se consumen en ensaladas de algunos periodos de escasez, tanto silvestres o cultivadas son comestibles, pero se prefieren las que tienen hojas  jóvenes a las cuales  se le han atribuido numerosas propiedades medicinales.

Esta es una planta depurativa, indicada para purificar el organismo de elementos tóxicos. Puede actuar en  hígado, riñón,  vesícula biliar, y con su efecto diurético evita la aparición de piedras en los  riñones. También es un tónico digestivo contra el estreñimiento y la resaca de alcohol.

Trébol:

Lejos de historias de azar y buenaventura, lo que realmente posee el trébol común son  propiedades curativas desconocidas para la inmensa mayoría.

Esta hierba posee propiedades antiasmáticas y expectorantes, por lo que su consumo en infusión es muy beneficioso en casos de asma, tos irritativa, gripes y bronquitis. Es un aliado perfecto para casos de obesidad y retención de líquidos gracias a su carácter diurético. Por esta misma propiedad, se puede utilizar también para tratar enfermedades como la gota o la artritis.

En su uso externo el trébol es astringente y cicatrizante, siendo de gran ayuda para curar eccemas en la piel, además es muy bueno para cerrar heridas de difícil curación, un  remedio eficaz para la inflamación de los ojos y para aliviar los síntomas de enfermedades como la conjuntivitis. Es una fuente de aminoácidos esenciales como la arginina o la leucina, que ayudan a mantener un buen estado del sistema nervioso como así también niveles de colesterol saludable, así como un correcto proceso digestivo y metabólico.

Presenta cantidades beneficiosas de algunos minerales muy implicados en el perfecto mantenimiento de músculos y huesos, tales como calcio, magnesio y potasio. Ahora que ya conoces las múltiples propiedades saludables del trébol, consúmela fresca en ensalada o añádela a tu lista de infusiones favoritas.

El Aloe vera:

La hoja de esta planta es considerada de forma general como comestible. Sin embargo, hacerlo de forma natural sin proceso alguno, supone un riesgo por las espinas presentes, ofrece un sabor bastante amargo sin ningún atractivo para el gusto.

No obstante, en el mayor parte de ocasiones, la forma más recomendable de consumir el gel de la aloe vera es transformándolo en jugo o zumo mezclándolo en su forma líquida con otros jugos y bebidas.

Debido a que su jugo contiene muchos beneficios para la digestión y desintoxicación, ayuda al cuerpo a mantener un peso estable. Cuando tus órganos funcionan óptimamente y tu cuerpo está eliminando desechos más eficientemente, tus niveles de energía aumentan, y tu metabolismo también lo hace. Ayuda a la digestión, controla el peso, reduce el estrés, colabora con la salud del corazón y mejora las funciones del hígado

Ahora cuando te asomes a tu jardín podrás tener otra mirada acerca de estas tres variedades para tener un estilo de vida más saludable y natural.

 

Por Jonathan Ramírez

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *