Se llenó el colon de mil sonidos

El pasado viernes 15 de noviembre el equipo de diferentes maneras paso por el teatro cine colon para festejar junto a  “Mil Sonidos”  su cumpleaños número  12 y  ahora te vamos a contar como la pasaron.

Mil Sonidos en el escenario del Teatro Colon, Palmira

 

La noche empezó como muchas otras, gente esperando, una que otra cerveza para compartir entre todos mientras veíamos como se preparaba la puesta en escena, minutos más, minutos menos.  Sin darnos cuenta el reloj marco  las 22 horas y así con un poco de humo vimos sentarse a Sebastián en su batería dando pie al inicio  del espectáculo. Sin perder tiempo, Pablo (cantante y bajista) acompañado de Gastón (corista y guitarrista) y tras un buenas noche Mendoza empezó el show.

Sin dar muchas vueltas el trió palmirense comenzó a desplegar todo su arsenal musical, una batería fuerte y precisa marcando los tempos, el bajo resonaba sus agudos por todo el teatro, la guitarra rasgada terminaba de darle color y potencia al espectáculo cargado de la enérgica voz de Pablo. Con premura y omitiendo presentaciones nos contaron que el show contaba de 2 partes haciendo referencia a sus discos, seguido de un bloque de los mejores 5 temas de su primer trabajo discográfico para cerrar la etapa con una reversión de “ mañana en el abasto” (cover de sumo)   con el que logramos disfrutar un poco de sus influencias.

Tema que va, tema que viene se nos fue el primer bloque en un abrir y cerrar de ojos cuando apareció “Gabriel” guitarrista y amigo de la banda que se “rompió” uno que otro tema durante la jornada. No se notaba que llevábamos poco más de una hora ya que la puesta en escena te exigía no quitarle los ojos al escenario. Luces, humo, imágenes, sumadas a la vestimenta y actuación de los músicos, más el excelente sonido del colon te alejaban totalmente del mundo hasta que subió al escenario  Mariana Ayud (cantante y amiga de la banda) cuando un riff estridente  y conocido rompió el silencio para empezar a interpretar starway  to heaven de   Led Zepelín  con hermosos coros melódicos antes de seguir con el materias de su segundo trabajo discográfico.

También entre tema y tema nos contaron que tienen mucho tiempo de querer dar un recital en tan buen lugar y al fin se les dio la oportunidad  planteando que “nadie es profeta en su tierra”. De esta manera ya pasadas las 00 horas vimos el fin del espectáculo desplegando todo el arsenal artístico de ellos y su puesta en escena. Además claro de invitar a los espectadores a seguir con el cumpleaños de la banda en el bar donde se brindó por más música, mejores lugares físicos y nunca dejar de hacer lo que se ama.

Por Franco Guiñazu (Mecha)

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *